Número 22 / ABRIL, 2024 (113-127)
PERFECCIONANDO HABILIDADES DEL IDIOMA
INGLÉS Y SU ENSEÑANZA: RELATOS DE BECARIOS
DEL PROGRAMA GO TEACHER
HONING ENGLISH LANGUAGE AND TEACHING
SKILLS: NARRATIVES OF GO-TEACHER SCHOLARSHIP
HOLDERS
DOI:
https://doi.org/10.37135/chk.002.22.07
Artículo de Investigación
Recibido: (15/07/2023)
Aceptado: (12/11/2023)
Universidad Nacional de Educación, Docente de la
Carrera de Pedagogía de los Idiomas Nacionales y
Extranjeros, Azogues, Ecuador
jessica.ochoa@unae.edu.ec
Jessica Elizabeth Ochoa Delgado
Universidad Nacional de Educación, Docente de la
Carrera de Pedagogía de los Idiomas Nacionales y
Extranjeros, Azogues, Ecuador
luis.peralta@unae.edu.ec
Luis Andrés Peralta Sari
Universidad Nacional de Educación, Docente del
Centro de Idiomas, Azogues, Ecuador
maria.arcentales@unae.edu.ec
María Karina Arcentales Abad
Universidad Nacional de Loja, Facultad de la
Educación, el Arte y la Comunicación, Docente de la
Carrera de Pedagogía de los Idiomas Nacionales y
Extranjeros, Loja, Ecuador
hover.conza@unl.edu.ec
Hover Ismael Conza Armijos
PERFECCIONANDO HABILIDADES DEL IDIOMA INGLÉS Y SU ENSEÑANZA:
RELATOS DE BECARIOS DEL PROGRAMA GO TEACHER
Número 22 / ABRIL, 2024 (113-127) 114
PERFECCIONANDO HABILIDADES DEL IDIOMA
INGLÉS Y SU ENSEÑANZA: RELATOS DE BECARIOS
DEL PROGRAMA GO TEACHER
HONING ENGLISH LANGUAGE AND TEACHING
SKILLS: NARRATIVES OF GO-TEACHER SCHOLARSHIP
HOLDERS
El objetivo del presente trabajo es analizar los relatos de cuatro docentes de inglés becarios
del programa Enseña Inglés (Go Teacher) y capacitados en un país angloparlante. Este
artículo describe las experiencias de los participantes durante y después del programa, así
como el impacto que tuvo el mismo en su práctica docente una vez que retornaron al país.
Para ello, se empleó un enfoque cualitativo a través de un diseño biográco-narrativo para
explorar las percepciones de los participantes. Se identicó que el programa inuyó de
manera positiva en la adquisición del idioma inglés, ya que los participantes alcanzaron
el nivel requerido para enseñar en Ecuador. Del mismo modo, el programa contribuyó
a la formación metodológica al brindar nuevas estrategias para la enseñanza de esta
lengua. No obstante, debido a que las cohortes estaban compuestas por un alto número de
becarios en la misma universidad, el uso del inglés como medio de comunicación para la
interacción fue limitado. Además, se evidenció un escaso seguimiento a los becarios una
vez insertados en sus instituciones durante el período de compensación, lo que resultó en
una disponibilidad mínima de información respecto al impacto del programa en el sistema
educativo ecuatoriano.
PALABRAS CLAVE: Capacitación docente, relato docente, becas, enseñanza de inglés
The objective of this paper is to analyze the accounts of four English teachers who received
scholarships from the Go Teacher program and were trained in an English-speaking
country. This article describes the participants’ experiences during and after the program,
as well as the impact it had on their teaching practice once they returned to the country.
A qualitative approach using a biographical-narrative design was used to explore the
participants’ perceptions. It was identied that the program had a positive inuence
on English language acquisition, as participants reached the level required to teach in
Ecuador. Similarly, the program contributed to methodological training by providing new
strategies for teaching English. However, because the cohorts were composed of a high
number of scholarship recipients at the same university, the use of English as a means of
communication for interaction was limited. In addition, there was little follow-up with the
scholarship recipients once they had returned to their institutions during the compensation
period, which resulted in minimal availability of information regarding the impact of the
program on the Ecuadorian educational system.
KEYWORDS: Professional development, narratives, scholarships, English language
teaching
RESUMEN
ABSTRACT
Jessica Elizabeth Ochoa Delgado - María Karina Arcentales Abad - Luis Andrés Peralta Sari - Hover Ismael Conza Armijos
CHAKIÑAN. Revista de Ciencias Sociales y Humanidades / ISSN 2550 - 6722 115
INTRODUCCIÓN
El desarrollo profesional de los docentes de
inglés constituye un desafío no solo por su
actualización en el dominio del idioma sino
también por el conocimiento pedagógico
(Giraldo, 2014). Las políticas educativas
implementadas por las autoridades del sistema
educativo afectan a estudiantes, docentes e
instituciones (González-Moncada, 2021). Una
de las iniciativas para contribuir a la mejora
continua de los docentes son los programas de
inmersión que han reportado resultados positivos
para docentes en países como China (Romero &
Vasilopoulos, 2020) y Tailandia (Liyanage et al.,
2021).
En países hispanoparlantes, se ha investigado
sobre el desarrollo profesional de los docentes
de inglés en ejercicio, considerando tanto las
competencias lingüísticas como pedagógicas.
Por ejemplo, en el estudio cualitativo realizado
por Vargas (2017), se analizan las experiencias
de doce docentes panameños participantes de
Panamá Bilingüe, un programa gubernamental
de capacitación a docentes de inglés en Reino
Unido y Estados Unidos. El análisis de las
entrevistas permitió caracterizar los benecios
del programa en términos de prociencia
en inglés y metodologías de enseñanza. En
general, los docentes entrevistados valoraron la
capacitación positivamente por el aprendizaje
del idioma, las conexiones profesionales
establecidas y la motivación para lograr mejores
resultados de aprendizaje.
Un estudio similar informa sobre un programa
de capacitación a gran escala para docentes de
inglés de Costa Rica. Aunque no consiste en un
programa de inmersión en países angloparlantes,
su objetivo es mejorar tanto el dominio del
idioma inglés como las habilidades pedagógicas.
La capacitación fue liderada por el Ministerio
de Educación Pública y ejecutada por cuatro
universidades, las cuales brindaron formación a
docentes del sector público, quienes completaron
un promedio de 350 horas de cursos de dominio
lingüístico. Durante el programa de desarrollo
profesional, el idioma inglés fue usado como
medio de comunicación, lo que contribuyó
a mejorar las habilidades lingüísticas de los
docentes (Calderón & Mora, 2012).
En el sistema educativo ecuatoriano, la enseñanza
de inglés se estableció como obligatoria en
1992, motivo por el cual el entonces Ministerio
de Educación y Cultura (MEC) creó la División
de Idiomas Extranjeros. Un acuerdo de
cooperación técnica bilateral entre el MEC y
el British Council puso en marcha la Reforma
y Desarrollo Curricular para el Aprendizaje
de Inglés, conocida como Curriculum Reform
Aimed at the Development of the Learning of
English (CRADLE) por sus siglas en inglés,
cuyo propósito consistía en desarrollar una base
sólida del idioma en los estudiantes de colegios
públicos. Esta colaboración resultó en la
creación de una serie de seis textos denominados
Our World Through English con contenidos
contextualizados a la realidad ecuatoriana
(British Council / Education Intelligence, 2015;
Calle et al., 2012).
El currículo de inglés aumentó el número de
períodos de clase de tres a cinco, y estableció el
desarrollo de las habilidades de escucha, habla,
lectura y escritura de manera comunicativa
(Bravo & Alves, 2019). A pesar de esto, los
estudiantes presentaban un bajo rendimiento
atribuible a diversos factores, entre ellos el uso
de estrategias inadecuadas (Calle et al., 2012). De
hecho, una evaluación realizada por el Ministerio
de Educación (Mineduc) basado en el proyecto
CRADLE, reveló un bajo nivel de conocimiento
del inglés, con un promedio general de 13.13
sobre 20 puntos. Esta evaluación fue aplicada a
estudiantes de décimo año de educación general
básica (EGB) y de tercer año de bachillerato en
2011.
En relación al nivel de inglés de los docentes
en servicio, una evaluación realizada en 2009
reveló que la mayoría de evaluados, alrededor
del 60 % obtuvo resultados en los niveles
A1 y A2 según el Marco Común Europeo de
Referencia para las lenguas (MCER) lo que
indicaba una competencia básica en el idioma
(Senescyt, 2012). En una evaluación posterior
PERFECCIONANDO HABILIDADES DEL IDIOMA INGLÉS Y SU ENSEÑANZA:
RELATOS DE BECARIOS DEL PROGRAMA GO TEACHER
Número 22 / ABRIL, 2024 (113-127) 116
llevada a cabo en 2012 a través del examen
internacional TOEFL iBT (Test of English
as a Foreign Language), “solo el 2 % de los
profesores de inglés de escuelas públicas aprobó
el examen TOEFL iBT con un puntaje necesario
para enseñar” (Cumsille & Fiszbein, 2015, p. 7).
Los resultados poco alentadores en la enseñanza
y aprendizaje de inglés impulsaron la creación
del programa de capacitación para docentes
llamado Becas Enseña Inglés, también conocido
como Go Teacher. El programa se originó en
2012 como una iniciativa conjunta del Mineduc y
de la Secretaría Nacional de Educación Superior,
Ciencia, Tecnología, e Innovación (Senescyt). La
capacitación docente consistía en un programa
de inmersión en países angloparlantes, donde
las universidades antrionas brindaban clases
de inglés para el perfeccionamiento del idioma,
así como asignaturas orientadas a fortalecer la
metodología de enseñanza (Ureña, 2014). El
objetivo nal era mejorar el nivel de inglés en los
establecimientos públicos, ya que, a su regreso,
los becarios debían cumplir con un período de
compensación de dos años (Calle et al., 2015;
Senescyt, 2012).
Durante el período en que estuvo vigente el
programa Go Teacher, de 2012 a 2016, se
capacitó a más de 1600 becarios en un total
de siete cohortes. Seis cohortes se llevaron a
cabo en instituciones colaboradoras de Estados
Unidos, que incluyeron a la Universidad Estatal
de Kansas, Universidad de Misisipi, Universidad
Estatal de Nuevo México, Universidad de
Kentucky, Universidad de Valparaíso, y
Universidad del Norte de Illinois. La última
cohorte del programa se denominó Becas
Enseña Inglés Caribe 2015, y los participantes
recibieron la capacitación en universidades
de Barbados, Dominica, y San Vicente y las
Granadinas (Ministerio de Educación, 2013;
Senescyt, 2015; Soto et al., 2015).
En julio de 2013, la Senescyt incorporó en
la convocatoria del programa Go Teacher
el componente de Maestría en Currículo e
Instrucción Teaching English as a Second
Language (TESL), con una duración de un año
calendario (Senescyt, 2013). Este programa de
cuarto nivel tenía como objetivo el desarrollo de
habilidades para la investigación en el aula, la
integración de la tecnología para la enseñanza del
inglés y, sobre todo, la aplicabilidad inmediata
de estrategias, teorías y conceptos en el contexto
educativo ecuatoriano. Se llevaron a cabo dos
ediciones de este componente de maestría: la
primera edición contó con 42 becarios que se
graduaron en diciembre de 2014, mientras que
un grupo de 20 lo hizo en diciembre de 2015
(Soto et al., 2015).
A partir de 2012, el Mineduc impulsó el
proyecto de fortalecimiento de inglés, que
materializó los estándares de calidad educativa
para los docentes en servicio, detallando sus
competencias, así como también los estándares
para el aprendizaje del inglés que denen el
perl de salida de los estudiantes al nalizar el
tercer año de bachillerato (Cronquist & Fiszbein,
2017; Ministerio de Educación, 2012; Ureña,
2014).
En 2016, se estableció la obligatoriedad de
la asignatura de inglés desde segundo grado
de EGB hasta tercer año de bachillerato, lo
que condujo a la elaboración del currículo de
inglés para los subniveles de Elemental, Media,
Superior, y Bachillerato (Agenda Nacional
de Investigación Educativa (ANIE, 2022;
Ministerio de Educación, n.d.; Villafuerte &
Mosquera, 2020). Según Mendieta et al. (2021),
la formación docente de los profesores de inglés
ecuatorianos merece una atención especial,
ya que se ve afectada por sus experiencias de
formación y desarrollo continuo.
En el contexto ecuatoriano, al cumplirse
una década desde la implementación del
programa Enseña Inglés, su impacto no ha
sido investigado. Sin embargo, “the few
training programs implemented lack research
to determine their eectiveness” [los pocos
programas de capacitación implementados
carecen de investigación para determinar su
efectividad] (Acosta et al., 2022, p. 33). Por
lo tanto, el presente trabajo de investigación
recopila los relatos docentes de cuatro
profesionales en la enseñanza de inglés que
fueron beneciarios del programa Go Teacher
en los componentes de formación continua
TESL y/o maestría en currículo e instrucción
Jessica Elizabeth Ochoa Delgado - María Karina Arcentales Abad - Luis Andrés Peralta Sari - Hover Ismael Conza Armijos
CHAKIÑAN. Revista de Ciencias Sociales y Humanidades / ISSN 2550 - 6722 117
TESL en diferentes cohortes. A través de estas
narrativas individuales, el estudio busca abordar
las siguientes preguntas de investigación:
¿Cómo fue su experiencia durante el programa
de capacitación en el extranjero? ¿Cómo fue
su período de compensación en instituciones
públicas de Ecuador? ¿Qué impacto tuvo el
programa en su práctica docente?
Cárdenas et al. (2010) reconocen la importancia
de la formación de los docentes de inglés, ya
que el proceso de enseñanza está directamente
relacionado con el éxito de los estudiantes. A
partir de esta premisa, la relevancia del presente
estudio radica en la sistematización de las
narrativas de cuatro docentes de inglés durante
el programa de desarrollo profesional en una
universidad norteamericana, así como en la
descripción de sus experiencias más memorables
en el período de compensación en instituciones
públicas de Ecuador. Del mismo modo, a través
del análisis de los relatos docentes, se busca
explorar el impacto del programa de capacitación
en la práctica docente.
METODOLOGÍA
El presente artículo es el resultado de una
investigación con enfoque cualitativo y diseño
biográco-narrativo. Tal como lo describe
Bolívar (2012), este tipo de investigación se
centra en “una interpretación hermenéutica,
donde cada parte adquiere su signicado en
función del todo, y el informe como totalidad
depende, a su vez, del signicado de cada parte”
(p. 91).
De acuerdo con Ángel y Herrera (2011), la
hermenéutica presenta “la posibilidad de una
aproximación a lo social que reconozca la
especicidad de los fenómenos propiamente
humanos” (p. 13), sin la intención de explicarlos
o descubrir leyes universales. En lugar de eso,
se concentra en la comprensión del objeto de
estudio y en el valor del conocimiento que se
obtiene (Arias & Alvarado, 2015). En el ámbito
educativo, el diseño biográco-narrativo permite
conferir signicado y comprender las acciones y
vivencias narradas por los propios profesores; el
investigador a su vez, tiene la responsabilidad
de interpretar esas historias narradas por los
docentes (Bolívar et al., 2001).
De este modo, los datos del presente estudio
son los relatos escritos de cuatro docentes
ecuatorianos de inglés, quienes desempeñan
su labor como docentes de lengua extranjera y
fueron becarios del programa de capacitación
Enseña Inglés. Se optó por trabajar con cuatro
docentes, siguiendo la sugerencia de Creswell
(2009), quien recomienda que en un diseño de
investigación biográco-narrativo se reduzca el
número de participantes para favorecer la calidad
y profundidad del análisis. Por lo tanto, se utilizó
un muestreo no probabilístico intencional.
Con el objetivo de obtener diversidad de
perspectivas del programa, se incluyeron docentes
de diferentes cohortes y niveles de experiencia
profesional previa a la capacitación. Estos
docentes accedieron voluntariamente a participar
en la investigación. Por consideraciones éticas,
se garantizó el anonimato de los participantes
mediante acuerdos establecidos con ellos para
eliminar cualquier detalle personal que pudiera
revelar sus identidades, tal como sugiere
McAlpine (2016).
Las características que estos docentes tenían
previo a su participación en el programa se
detallan en la Tabla 1.
El estudio utilizó los relatos escritos de los
participantes como instrumentos de construcción
de datos, los cuales se centraron en tres aspectos
fundamentales:
a) su experiencia durante el programa;
b) su período de compensación; y
c) el impacto del programa en su práctica
docente.
Además, los relatos se complementaron con
diálogos informales con los participantes para
explorar en profundidad las narrativas de sus
vivencias. Según Arias y Alvarado (2015), los
datos no se recopilan ni existen previamente,
por lo que destacan la importancia de las